logojuntaexblanco 210x30
banner_IIMM.png

Inteligencias Múltiples, una propuesta para atender a la diversidad

Nuestra inteligencia es holística, integra el funcionamiento de diferentes redes neuronales interconectadas entre sí. Sin embargo, Howard Gardner y su Teoría de las Inteligencias Múltiples ponen de manifiesto la existencia de ocho formas posibles de ser inteligente. Se trata de entender la inteligencia más allá de la acepción puramente academicista a la que está ligada en el ámbito educativo, de aceptar que podemos ser polifacéticos a la hora de expresar nuestras capacidades, talentos, aptitudes, habilidades…

Esta mirada de la inteligencia encaja perfectamente en un modelo de escuela inclusiva que quiere, y debe, responder a la diversidad de todo el alumnado, una diversidad que es signo de identidad de cualquier centro educativo. La Teoría de Gardner permite la educación personalizada que tanto ansiamos en una escuela del siglo XXI y que, por otro lado, es una necesidad imperiosa. Te mostramos cómo hacerla posible.

  1. Todas para una y una para todas
  2. Multiplícate por ocho
  3. Las Inteligencias Múltiples en el aula
  4. Recursos y referencias 
  5. Educar para la vida

1. Todas para una y una para todas

Sabemos que la Teoría de Gardner ha recibido diferentes críticas en contra, como el origen genético de las inteligencias, el valor equitativo otorgado a todas ellas, la definición excesivamente genérica y sin la suficiente base empírica, etc. Aún así, este profesor fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias en 2011. ¿Por qué? Porque su teoría es útil para entender que existen diferentes formas de mostrar que somos talentosos (a través del lenguaje, de las matemáticas, de la música, del dibujo, de la expresión corporal, de la orientación espacial, de las relaciones sociales… o combinando varios talentos) y que cada persona muestra de manera preferente unas habilidades con respecto a otras. Si Gardner hubiera hablado de “habilidades preferentes” y no de “inteligencias múltiples”, su teoría no hubiera tenido el mismo impacto; incluso el propio autor ha admitido que llamarlas "inteligencias" ha sido una estrategia de marketing.

Nuestra inteligencia está constituida, pues, por todas esas habilidades; y lo mejor de todo es que se pueden mejorar, entrenar, cultivar... Su potencial de desarrollo está mediatizado, en gran parte, por las experiencias que emergen en cada contexto. Entre esas experiencias, nos interesan las que ofrecemos en los contextos educativos. ¿Para qué? Para aprender como docentes a enriquecer nuestras prácticas, para dar respuesta a la pluralidad de aprendices de nuestras aulas, para avanzar un poco más en la educación personalizada, teniendo en cuenta el cerebro del que aprende y no solo del que enseña.

cerebro con IIMM

En su preámbulo, la conocida LOMCE (2013) recoge: Todos los estudiantes poseen talento, pero la naturaleza de este talento difiere entre ellos. En consecuencia, el sistema educativo debe contar con los mecanismos necesarios para reconocerlo y potenciarlo. (...). Esto es: la escuela debe garantizar que cada alumno desarrolle su potencial. 

2. Multiplícate por ocho

Ocho son las inteligencias que conforman el prototipo más mediático de la Teoría de Gardner, pues en la evolución de sus estudios también han existido otras, como la inteligencia existencial, por ejemplo.

Vamos a centrarnos en las formas que tenemos para ser capaces, sabiendo que esas capacidades pueden estar interrelacionadas. Todo ello dependerá de experiencias previas, intereses, refuerzos recibidos, modelos a los que imitamos e incluso del estilo de vida que tenemos. La siguiente tabla conceptualiza cada una de las inteligencias múltiples (IIMM) y algunos facilitadores de aprendizaje para desarrollarlas. 

 linguistica soloInteligencia lingüístico-verbal: capacidad para manejar el lenguaje oral y escrito, para expresarse a través de las palabras e interpretarlas. Facilitadores: escritura creativa, poesía, lenguaje cómico, presentaciones orales, contar y escuchar historias, juegos de palabras, descripciones, debates, lectura comprensiva, artículos, etc.

 logico matematica soloInteligencia lógico-matemática: capacidad para resolver problemas de lógica y razonar ante ellos, para manejarse con el cálculo y los números. Facilitadores: operaciones de cálculo, desciframiento de códigos, fórmulas, enigmas matemáticos, juegos de lógica, secuencias numéricas, silogismos, análisis estadístico, categorizaciones, relaciones abstractas, etc.

naturalista soloInteligencia naturalista: capacidad para entender y relacionarse con el entorno natural, para estar sensibilizado con él. Facilitadores: cuidado de plantas y animales, clasificación de especies, prácticas de conservación, reacciones del medio ambiente, trabajos de campo, patrones arquetípicos, salidas a la naturaleza, proyectos científicos, experimentos, etc.

viso espacial soloInteligencia viso-espacial: capacidad para observar y comprender el mundo creando imágenes mentales a partir de la experiencia visual. Facilitadores: asociar imágenes a ideas, dibujar, hacer un collage o maqueta, organizadores gráficos, esculpir, pintar, leer mapas, trabajar con fotografía y vídeo, geometría, orientación espacial, etc.

musical soloInteligencia musical: capacidad para interpretar la música y expresarse a través de ella, de sus elementos (ritmo, melodía, armonía…) Facilitadores: sonidos ambientales e instrumentales, composición musical, actuaciones musicales, patrones rítmicos, percusión, estilos musicales, tonos vocales, cantar-tararear, tocar instrumentos musicales, etc.

corporal kinestesica soloInteligencia corporal-kinestésica: capacidad para manejar la expresión corporal, la comunicación mediante el movimiento y los gestos, incluyendo las habilidades físico-motoras. Facilitadores: lenguaje corporal, escultura corporal, mímica, dramatizaciones, rutinas gimnásticas, danza creativa, práctica de deportes, ejercicio físico, actividades manipulativas, etc.

intrapersonal soloInteligencia intrapersonal: capacidad para conocernos a nosotros mismos y para actuar conforme a nuestras posibilidades y limitaciones. Facilitadores: diario de aprendizaje, escala de valores, técnicas de metacognición, autoevaluación, habilidades de concentración y atención plena, proyectos individuales, métodos de reflexión silenciosa, actividades de relajación, etc.

interpersonal soloInteligencia interpersonal: capacidad para relacionarse y empatizar con los demás, para actuar de manera asertiva. Facilitadores: habilidades sociales, aprendizaje cooperativo, tertulias dialógicas, comunidades de aprendizaje, proyectos de grupo, tutoría entre iguales, hermanamientos, coevaluación, grupos de ayuda y/o voluntariado, etc.

3. Las Inteligencias Múltiples en el aula

Al igual que no debemos determinar la inteligencia de un alumno en base a sus conocimientos en las áreas instrumentales, tampoco debemos caer en el error de que cada persona destaca en un solo tipo de inteligencia o talento. Se trata de tener una visión globalizada de todas esas destrezas para brindar experiencias de aprendizaje más completas y plurales. La escuela es el mejor contexto para ello, y puede y debe hacerlo. Pero, ¿cómo?

1º) Conociendo el predominio en nuestros alumnos de sus IIMM, a partir de una evaluación inicial donde podemos emplear procedimientos menos o más estandarizados: observación directa y registro anecdótico, creación de un portafolio de talentos de cada alumno o de un perfil de inteligencias múltiples, aplicación de test y cuestionarios, etc. Ejemplos: test de H. Gardner, test de Psicoactiva, test de Ceca, Cuestionario de Autoevaluación de Inteligencias Múltiples (CAIM), test para Educación Secundaria, test de Conocimientosweb, cuestionario de Escuela con cerebro, registro de Marisol Justo de la Rosa, inventario de Javier Bahón, perfil para Educación Infantil de Orientación Andújar, etc.

2º) Adaptando las estrategias didácticas al grupo de alumnos y alumnas en función de sus potenciales talentos, el propósito de enseñanza, el contexto educativo, el momento,... teniendo presente que es necesario combinar teoría y práctica, pero ante todo que hay que empoderar al alumnado, es decir facilitar que tenga un papel activo en su aprendizaje. Así, nos aseguraremos de que nuestros estudiantes den sentido a lo que aprenden. Sobre metodologías activas, tenemos el artículo "¿Cueces o enriqueces? Metodologías activas al servicio del que aprende".

3º) Planificando actividades, tareas o proyectos que combinen la puesta en escena de las diferentes IIMM, favoreciendo un currículo interdisciplinar. Facilitamos la siguiente información para ayudar en la planificación didáctica:

Matriz Paisaje Aprendizaje CREA

4º) Remodelando los espacios educativos si fuera necesario, para que sean más abiertos y flexibles. Se trata de dar nuevos usos a los espacios de los que disponemos, tanto en el diseño macro como micro (rincones o zonas de aprendizaje, talleres, escenarios, centros de interés, etc.) El Ministerio de Educación tiene una versión en español de la publicación "Pautas para estudiar y adaptar los espacios de aprendizaje en centros educativos" (2018) con sugerencias para gestionar y organizar dichos espacios.

5º) Evaluando conscientemente, no solo el aprendizaje de los alumnos, sino también el modelo de enseñanza que ofrecemos. En el proceso de evaluación debemos procurar diferentes agentes evaluadores, diferentes momentos, diferentes contextos y diferentes procedimientos e instrumentos. 

6º) Utilizando variedad de recursos, entre ellos los recursos TIC, combinando apropiadamente los materiales y herramientas que tenemos a nuestro alcance para educar. En el siguiente apartado os mostramos algunos ejemplos.

4. Recursos y referencias

Insistimos en la idea de que NO hay que encasillar a cada alumno en un solo tipo de inteligencia; lo mismo ocurre con los recursos. Por su versatilidad, la mayoría de recursos pueden utilizarse para el desarrollo de varias IIMM. La clasificación siguiente es solo un punto de partida para que diseñes tu propia clasificación (pulsando en la imagen de "Recursos IIMM" accedemos a una plantilla editable). Más importante que disponer de todos estos recursos, es saber reutilizar los que tenemos, rentabilizarlos y sacarles el máximo provecho. Comencemos por los recursos-estrella:

Recursos Inteligencias Multiples

En relación a cómo podemos clasificar las TIC para cada una de las IIMM, es archiconocida la siguiente infografía de Totemguard.

Mapa Conceptual Howard Gardner Totemguard

Si quieres saber más sobre IIMM y experiencias didácticas basadas en la Teoría de Gardner, te ofrecemos de postre un listado de enlaces que puedes consultar: "Saber más sobre IIMM". Encontramos en la Red muchas referencias a las IIMM, inclusive el Ministerio de Educación dispone de un módulo formativo para el profesorado (módulo en pdfmódulo online).

5. Educar para la vida 

La personalización del aprendizaje no es un fin, sino un medio para que las escuelas promuevan una educación para la vida, una educación que ayude a todos y cada uno de los alumnos y alumnas a ser competentes hoy, no solo en el futuro.

Para conseguir este propósito, tenemos que empezar a construir personas por cimientos sólidos; y esos cimientos son sus fortalezas, sus capacidades, sus destrezas, sus talentos, sus habilidades preferentes..., o como hemos citado en este artículo “sus inteligencias múltiples”. La escuela debe ser el lugar más idóneo para potenciar las ocho inteligencias, el lugar que proporcione un abanico amplio de experiencias para enseñar y aprender, el lugar donde los alumnos puedan dar sentido a su existencia. 

Finalizamos invitando a la reflexión con una cita atribuida erróneamente a Albert Einstein: 

"Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil" 

Junta de Extremadura
Consejería de Educación y Empleo
Secretaría General de Educación
Avda. de Valhondo, S.N,
III Milenio, Módulo 5
06800 Mérida
Aviso legal

emtic es el portal de innovación y tecnología de la educación de la Secretaria General de Educación de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura