Saltar la navegación

Errores en los equilibrios (I)

1-. No colocar las manos a una distancia similar a la anchura de hombros.

La distancia entre manos se realiza demasiado amplia, obligando a realizar mayor fuerza con los brazos.

Corrección: debemos colocar los brazos de forma natural, permitiendo que los codos se encuentren encima de las muñecas, lo que favorecerá el mantenimiento de la posición de equilibrio.

Equilibrio invertido con anchura de hombros
Wikihow (CC BY-SA)

2-. El apoyo de las manos se realiza con los brazos flexionados.

Al realizar el apoyo en el suelo, los brazos no permanecen extendidos, lo que provoca que realicemos mayor esfuerzo del necesario.

Corrección: realizar el apoyo con los codos y las muñecas extendidas, lo que permitirá que el apoyo sea estable y favorecerá el mantenimiento del equilibrio en posición invertida.