logojuntaexblanco 210x30
Programa INNOVATED
Programa INNOVATED
Centros Innovadores en el Uso de la Tecnología
Programa CITE
Creación de Recursos Educativos Abiertos
Programa CREA
Programa eScholarium
Programa eScholarium
Programa RadioEdu
Programa RadioEdu
PED
Proyecto Educación Digital del Centro

Alumnos Ayudantes en TIC. El método ABP

Los grupos de Alumnos Cibermentores trabajan mediante Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP); en esta presentación interactiva te resumimos los elementos fundamentales de esta metodología y te proporcionamos recursos para que mejores tu formación sobre ella.

Los grupos de Alumnos Cibermentores trabajan mediante Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP); desde el punto de vista metodológico, el proceso de trabajo de cada grupo debe estar guiado por una pregunta clave, que actuará como guía del proceso de investigación en la realización del producto final y en la exposición o presentación pública de este último.
La pregunta debe ser clara, tener una respuesta abierta y conectar con las competencias y conocimientos que los alumnos deben trabajar y adquirir. 
Los estudiantes deben tener un espacio de autonomía para la realización de su proyecto. No obstante, este planteamiento tendrá que ser adaptado en función de la realidad del aula, de modo que el espacio de autonomía del alumnado esté adaptado a sus posibilidades de investigación y sus capacidades de toma de decisiones. En este sentido, se pueden establecer al menos tres niveles:

  • Nivel básico. El Coordinador de AATIC puede indicar a los participantes cuál es el tema que deben trabajar, cuáles son las fuentes documentales que deben usar e incluso las indicaciones para la creación del producto final.

  • Nivel intermedio. Se proporcionará a los participantes un conjunto de opciones limitado (en cuanto a tema para trabajar, fuentes documentales que se pueden usar y tipos de productos finales que se pueden generar), de modo que se evite una situación de angustia por la incapacidad de tomar una decisión.

  • Nivel avanzado. Será el alumnado el que tome todas las decisiones; quien actúe como coordinador se limitará a guiar el proceso y asesorar a los participantes.

El elemento esencial del método consiste en que los participantes realicen un proceso de investigación, en el cual deben elaborar sus propias preguntas, buscar los recursos adecuados y responder a esas preguntas, plantear dudas y buscar alternativas, hasta que lleguen a unas conclusiones.

Preguntas y respuestas sobre el ABP

¿Qué es el ABP?

La educación por competencias exige un cambio en la metodología de la enseñanza tradicional, preferentemente de tipo expositivo. Es necesario que los alumnos sean responsables de su propio aprendizaje, guiados por el profesor.

Mediante el ABP se plantea un reto, una pregunta o situación-problema inicial que los estudiantes deben resolver para llegar a un producto final, siguiendo un proceso de investigación que les permita poner en juego no solo conocimientos, sino también procedimientos, habilidades y actitudes de una forma colaborativa. De este modo conseguimos un aprendizaje más funcional, más práctico, en definitiva más significativo.

Puedes conocer los beneficios del ABP y sus pasos en esta infografia y en el vídeo que puedes ver a continuación,.

10 pasos para aplicar el ABP

Ventajas del ABP

Frente a sistemas tradicionales de enseñanza, en que los alumnos son receptores pasivos de la información que deberán absorber para verter después en pruebas específicas o exámenes, en el ABP los alumnos se convierten en sujetos activos que, con las orientaciones del profesor, investigan, aprenden y aplican lo aprendido en la resolución de problemas reales.

Los alumnos asumen retos y responsabilidades consiguiendo un aprendizaje significativo y perdurable en el tiempo. Esto, junto al trabajo en equipo y el uso de la tecnología para crear y transmitir un producto final, les hace sentirse más motivados e implicados en el proyecto.


El papel del docente

Una máxima: el docente enseña a la vez que aprende. Trabajar por proyectos no requiere de docentes expertos, sino de docentes que pongan en alza su papel de orientadores, de guías, de mediadores. Este rol va ligado a las siguientes acciones: suscitar el interés por el proyecto, formar los grupos e implicar a todos los alumnos, proponer retos, acompañar en el proceso de investigación, facilitar recursos, prestar ayuda, dinamizar las distintas fases, revisar y aportar retroalimentación, etc. En definitiva: dirigir y coordinar todo el proceso.

Un consejo: ante todo calma, cordura, sensatez… Cambiar nuestras prácticas tradicionales conlleva un período de adaptación, y esa adaptación supone también enseñar a los alumnos a que sean los verdaderos protagonistas de su proceso de aprendizaje. Os aconsejamos buscar el equilibrio entre el estilo de aprendizaje de los alumnos, sus experiencias previas y el nuevo rol que queréis asumir: habrá alumnos que requieran un acompañamiento muy sistemático en el proyecto, y otros que sean más autónomos desde el principio. Tu papel es ayudar a todos a aprender por sí mismos; seguro que sabes hacerlo.

El siguiente artículo del Cedec os ayudará a entender mejor cómo es la práctica docente dentro del #ABP.
http://cedec.ite.educacion.es/es/noticias-de-portada/2306-7-practicas-docentes-abp

¿Cuáles son las funciones del docente?

En este modelo de trabajo, las funciones principales del docente que coordine un grupo de Cibermentores (que estarán graduadas en función del nivel de autonomía del alumnado participante) serán las siguientes:

  • Preparar el proceso de aprendizaje.Orientar a los participantes en la selección del proyecto a desarrollar, respetando siempre su autonomía.
  • Estar disponible para responder preguntas y resolver dudas.
  • Animar a los estudiantes a aprender por sí mismos y ayudarles a formular las preguntas correctas.
  • Recordar lo que se olvida y pasa por alto, pero que deber ser considerado y desarrollar, junto con los estudiantes, los contenidos necesarios basados en la experiencia práctica.
  • Prestar especial atención a los aspectos de cooperación, organización de tareas, metodología de trabajo en grupo, e incluirlos en las conversaciones con los alumnos.
  • Animar a los estudiantes a autoevaluar su trabajo y experiencias.
  • Diseñar con ellos las herramientas que permitan realizar una evaluación adecuada de la experiencia.

Ideas creativas para crear grupos de trabajo cooperativos

En este artículo puedes encontrar algunas ideas creativas y divertidas para formar equipos de trabajocooperativo http://bit.ly/2TpNZVn

Portada Cooperativo princippia

Tipos de agrupamiento

El trabajo en equipo es un valor añadido en el aprendizaje pero, para que realmente funcione, es preciso que nos aseguremos de que los grupos están bien conformados. Independientemente de que respetemos las preferencias y afinidades personales, partiendo de las agrupaciones que libremente elijan nuestros alumnos, conviene tener en cuenta una serie de preceptos por si es necesario hacer algún tipo de reajuste:

1. Crear grupos de entre cuatro y cinco alumnos, a lo sumo.
2. Formar grupos mixtos, de chicos y chicas.
3. Valorar compatibilidades e incompatibilidades entre los integrantes.
4. Mezclar alumnos con distintos ritmos de aprendizaje: alumnos capaces de ayudar a los demás, alumnos con dificultades de aprendizaje y resto de alumnos.

Una vez se han conformado los grupos, y en una primera fase de observación, no descartaremos hacer los cambios que estimemos oportunos. Asimismo nos ocuparemos de organizar el aula, de modo que la comunicación entre los grupos sea fácil, y de supervisar que el trabajo se reparte equitativamente entre los miembros del equipo, interviniendo para redirigir el trabajo si detectamos problemas de funcionamiento.

En los siguientes artículos podéis indagar un poco más sobre distintos tipos de agrupaciones para organizar el trabajo cooperativo:
http://bit.ly/2gdRgDf
http://bit.ly/2grT0M3


Roles dentro del grupo

Una vez que estén los grupos formados, debemos asignar un rol a cada miembro conforme a las funciones que queremos que desempeñen. Por ejemplo:
- Un coordinador, encargado de que todos entiendan y participen en la tarea, que actúe como portavoz de grupo y mediador con el profesor.
- Un secretario, responsable del diario de equipo, que anote y recuerde las tareas que deben realizarse.
- Un controlador, tanto del tiempo como de los materiales y del nivel de ruido que provoca el grupo.
- Un crítico respecto al funcionamiento del equipo, que dé orientaciones para que el grupo mejore y avance.

Se trata de dividir el trabajo, para que todos y cada uno de los alumnos tengan responsabilidades y funciones que asumir, teniendo en cuenta que el trabajo cooperativo es la base estructural del ABP.
Algunos enlaces de apoyo sobre los roles y sus funciones dentro del equipo los tenemos a continuación.

Elegir el asunto

Como ya sabemos, el producto final está en estrecha relación con la pregunta-guía del proyecto, en inglés Driving Question.

Alrededor de esta pregunta debe girar toda la investigación. Es la forma de darle sentido al proyecto para que los alumnos lo perciban como un reto.

Para ello, la pregunta-guía debe ser los suficientemente provocativa, compleja y de respuesta abierta para crear un propósito. Un propósito que empujará a los alumnos hacia una producción o solución, poniendo en juego saberes, habilidades, procedimientos y actitudes de forma activa y colaborativa.

A buen seguro que los Alumnos Ayudantes TIC del FND ya se han planteado preguntas de este tipo. No obstante, te lanzamos algunos ejemplos posibles que pueden guiar su investigación:
- ¿Cómo podemos reducir los casos de ciberbullying?
- ¿Es posible tener privacidad en la Red?
- ¿Podemos hablar de tecnoadicción en una sociedad tecnológica?
- ¿Cómo prevenimos las conductas de riesgo en las redes sociales?
- ¿Qué consecuencias existen para un menor que suplanta la identidad de otro?
- ¿Cómo ser un nativo digital responsable?

Investigo, creo, aprendo

Una vez que tenemos definida nuestra pregunta-guía (Driving - Question) y decidido el producto final, tenemos que marcar submetas para encauzar el proyecto.

Se trata de pautar el proceso a seguir, enfrentando a los alumnos a pequeños retos que conducen hasta el producto final. Para ello debemos planificar tareas parciales vinculadas a nuestros intereses en el proyecto.
Explicamos el proceso con un ejemplo:

Si nuestra pregunta-guía fuera "¿Es posible tener privacidad en la red?" y el producto final que queremos elaborar fuera un dossier con infografías de cómo mejorar la privacidad en las principales redes sociales, podemos pautar el proceso con la siguiente secuencia:

1. Lluvia de ideas sobre lo que los alumnos conocen de la privacidad en la red, materializando de algún modo lo que sabemos y lo que necesitamos saber (por ejemplo: mediante un listado, un dibujo, un esquema, un diagrama de flujo, etc.)
2. Búsqueda y análisis de la información que hay sobre la privacidad en la red, utilizando para ello diferentes fuentes que estén al alcance del alumnado (fuentes escritas y orales, Internet y otros recursos TIC, etc.). El análisis debe conducir a la selección más pertinente de esa información, que se recopilará utilizando el medio más apropiado: un blog, un documento colaborativo, un disco duro virtual, etc.
3. Organización, síntesis e interpretación de la información seleccionada, por medio de organizadores gráficos, mapas conceptuales, etc.
4. Puesta en común de la información ya organizada, resaltando las conclusiones coincidentes entre los grupos de trabajo, y la información que es diferente de cada grupo.
5. Selección de herramientas y recursos para diseñar las infografías que formarán parte del dossier (producto final) y visionado de tutoriales para utilizar esas herramientas.
6. Diseño y presentación de las infografías, encargándose cada grupo de una red social concreta.
7. Aplicación de lo aprendido a sus redes sociales, y feedback del proceso (respuesta colectiva a la pregunta inicial)
8. Difusión del trabajo, mediante el blog de los alumnos "Ayudantes TIC", revista escolar, portal web del centro, redes sociales, etc.

En este ejemplo, cada grupo puede encargarse de analizar una red social determinada (Facebook, Twitter, Instagram, Whatsapp, etc.).

Como apreciamos, se trata de un proceso que requiere habilidades del siglo XXI, como son: investigar, crear, colaborar, comunicar, pensamiento crítico y uso de recursos TIC.

Siempre tendremos presente que los avances en el proyecto ayudarán a encauzarlo, necesitando a veces reformular la pregunta inicial en base a nuevos intereses, nuevas dudas, nuevos retos… que van surgiendo. Es decir, que necesitamos combinar sistematicidad con flexibilidad en el desarrollo del proceso.

Herramientas TIC para el desarrollo del proyecto

Si te falta información sobre las herramientas que puedes utilizar en el desarrollo de tu proyecto, en este artículo tienes un estupendo recopilatorio: http://bit.ly/2Tn8wKp

Elección del producto final

Si la investigación es parte imprescindible del proceso de aprendizaje en el ABP, no lo es menos la necesidad de crear algo nuevo a partir de lo analizado.

De este modo, los diferentes grupos de Alumnos Cibermentores deben formularse preguntas sobre lo que han visto en clase, buscar respuestas y, sobre todo, llegar a conclusiones que les lleven a aportar algo nuevo, a crear un producto final que ellos mismos elijan. Será la forma de darles voz y hacerles partícipes plenamente de la experiencia.

En los enlaces encontraréis una buena muestra de productos finales para diversos proyectos, asociados a sus respectivas preguntas clave. Están relacionados con distintas materias y con niveles de enseñanza diferentes, pero sin duda pueden servir a nuestros alumnos de inspiración para decidir qué producto elaborar al final de su proceso de trabajo.

Destacamos algunos de ellos, ordenados de menor a mayor complejidad, para que se ajusten a la diversidad de grupos con que seguro contamos:

- Una presentación (Google Drive, Prezi…) que informe sobre los temas analizados.
- Una infografía o mapa mental que expongan los fenómenos estudiados: definición, desencadenantes, intervención…
- Un diccionario (o glosario) de términos relacionados con la seguridad en la Red.
- Una exposición de murales para el centro.
- Una guía práctica, en forma de díptico o tríptico, con consejos sobre cómo evitar o actuar frente a ciberacoso, groomming, suplantación de la identidad, etc.
- Una entrevista a algún personaje de nuestra localidad que trabaje en temas relacionados: presidente de una asociación, concejal...
- Carteles, en cartulina o en formato digital, para una campaña publicitaria de prevención y denuncia.
- Un vídeo- anuncio para una campaña publicitaria.
- La letra de una canción (un rap, por ejemplo).
- Representación de pequeños sketches que den vida a algunas de las situaciones mostradas en los materiales que han trabajado.
- El guion para una pequeña pieza teatral o un corto, que pueden llegar a interpretar.
...

https://padlet.com/jmmunozrosa/wag9gov5dy1p (ESO, FP Y Bachillerato)
https://padlet.com/INTEFABP/7mpl7zyxp1xj (Primaria)

Productos finales con recursos digitales

Probablemente a estas alturas del curso, los grupos de Ayudantes TIC ya tengan mejor definido cuál será su producto final.

Aunque en esta comunidad hemos compartido algunas herramientas de ayuda a la elaboración de ese producto, os facilitamos ahora una web denominada ARTEFACTOS DIGITALES, cuyo propósito es que los alumnos y alumnas aprendan HACIENDO, en este caso productos utilizando herramientas digitales.

Es estupenda la clasificación que hacen de aplicaciones TIC que se pueden utilizar en función del producto que queramos diseñar.
http://artefactosdigitales.com/listado-de-artefactos/

La evaluación: procedimientos e instrumentos

Como ya señalamos en el post anterior, la evaluación en el ABP tiene que centrarse más en habilidades que en contenidos, para lo que tendremos que usar procedimientos e instrumentos distintos a los que vienen siendo habituales en una clase tradicional.

Tanto alumnos como profesor se detendrán en valorar el proceso de realización de cada una de las tareas, la motivación, las destrezas, la participación, la colaboración y la creatividad, a través de instrumentos diversos, que podrían ser los siguientes:

- Plantillas y cuestionarios, en los que alumno y profesor anoten sus valoraciones, provenientes de la observación directa del trabajo en el aula.
- Diarios de aprendizaje o Porfolios, en donde los alumnos reflexionen sobre las experiencias vividas a lo largo del aprendizaje, y como recipientes donde alojar cada uno de los materiales elaborados durante el proceso. Podemos pedirles que al finalizar cada sesión dediquen unos minutos a poner por escrito lo que piensan o sienten respecto a lo que han aprendido. Para ello podemos utilizar los blogs de Blogger de los que ya disponemos, un espacio de Google Sites u otros instrumentos que consideremos oportunos: un doc en Google Drive, un tablero en http://Lino.it o Padlet, una wiki en Wikispaces, etc.
- Rúbricas, que reflejen los aspectos que se quieren evaluar a lo largo del proceso de aprendizaje junto a los descriptores ordenados por niveles de ejecución o calidad para cada uno de esos aspectos. En el próximo post ampliaremos información sobre este importante instrumento de evaluación, y sobre los mecanismos y herramientas para crearlo.

En el siguiente enlace encontraréis información más detallada acerca de los distintos instrumentos de evaluación en el ABP:
https://miguelarizaperez.wordpress.com/2017/01/11/evaluacion-y-abp/

Evaluación mediante rúbricas

Las rúbricas son instrumentos de evaluación representados mediante una tabla de doble entrada con una selección de aquellos criterios que se quieren evaluar junto a los niveles de logro o de desempeño para cada criterio.

Como ya sabemos, el ABP fomenta el aprendizaje y desarrollo competencial, y en este contexto las rúbricas son instrumentos muy versátiles para la evaluación de proyectos, incrementando la objetividad y transparencia del proceso y promoviendo la capacidad metacognitiva y responsabilidad del alumnado, entre otras ventajas, dado que permiten conocer desde el inicio lo que queremos lograr.

Para el diseño de una rúbrica, debemos seguir una serie de pasos:

1º) Concretar los objetivos de aprendizaje que queremos que consigan nuestros alumnos dentro de un proyecto, tarea, actividad, etc.
2º) Diseñar la lista de criterios de evaluación para comprobar que se consigue cada objetivo de aprendizaje.
3º) Decidir cuántos y cuáles serán los niveles de logro (se aconsejan no menos de tres ni más de cinco) desde un nivel de evidencia inaceptable a otro que consigue la excelencia. Algunos ejemplos, considerando 4 niveles de logro, son los siguientes:
- Bajo, básico, alto y superior.
- Principiante, intermedio, competente y ejemplar.
- Deficiente, aceptable, satisfactorio y excelente.
4º) Redactar el descriptor de cada uno de esos niveles para cada uno de los criterios de evaluación. Se trata de otorgar un valor cualitativo, y no solo cuantitativo, a cada una de las celdas de la rúbrica.
5º) Revisar la rúbrica y darla a conocer al alumnado al inicio del proyecto o de la tarea/actividad a realizar.

Os facilitamos a continuación dos enlaces: uno con ejemplos de rúbricas ya diseñadas y otro con herramientas online que os ayudarán a diseñarlas:
http://cedec.educalab.es/es/noticias-de-portada/2178-rubricas
http://www.ticeducacionec.com/2015/07/10-tic-para-elaborar-rubricas-para.html

Junta de Extremadura
Consejería de Educación y Empleo
Secretaría General de Educación
Avda. de Valhondo, S.N,
III Milenio, Módulo 5
06800 Mérida
Aviso legal

emtic es el portal de innovación y tecnología de la educación de la Secretaria General de Educación de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura